Estimula la productividad, creatividad y eficiencia de tus compañeros de trabajo decorando tu espacio de trabajo con la técnica del Feng Shui.

Reduce el estrés eligiendo muebles circulares, curvos o con esquinas redondeadas. Según el Feng Shui lo ideal es tener una mesa redonda rodeada de sillas para mantener la armonía y fluídez entre los trabajadores.

Coloca el escritorio frente a una pared y cerca a la ventana. Nunca de espaldas a la puerta. Si no hay forma de cambiar la posición del mobiliario usa un espejo.

Los colores son sumamente importantes: el naranja es un tono antidepresivo, el amarillo proporciona luminosidad y el verde estimula la creatividad. Complementa la decoración con detalles y adornos en colores rojo, verde o turquesa.

Las plantas renuevan la energía, es importante tener una en alguna esquina cercana a tu posición y maceteros pequeños sobre el escritorio, la mesa o las ventanas.

Finalmente el orden y la limpieza es la base del Feng Shui. Organiza tu área de trabajo con ayuda de estantes, libreros y mobiliario adecuado.
Fuentes: baires-decodesign / Mundo Feng Shui

 

Etiquetas: